Tres Lecciones Espirituales de Moana

moanaK. Barratt

 

Seguramente ya habrás visto o escuchado acerca de Moana, la película de Disney sobre la chica hawaiana que se lanza literalmente a la mar para salvar a su isla y a su gente. Moana varia de otras historias Disney en el sentido de que, si bien es una historia de amor, no es una historia romántica. O, mejor dicho, no es la historia de un romance, porque el romanticismo clásico, ese por la aventura, la naturaleza, la grandeza del espíritu humano, está en casi todas las escenas de la película. Como buen cuento para chicos, Moana está lleno de lecciones y aprendizajes, pero en este articulo solo mencionare tres de los que más me llamaron la atención.

  1. Todo acto de bondad, por pequeño que sea, genera un efecto beneficioso, a menudo para muchos más que los involucrados en el hecho. Cuando la pequeña Moana salva a la tortuguita de las aves que quieren comérsela, llama la atención del espíritu del mar, quien ve en dicha acción la promesa de la heroína que Moana puede llegar a ser. Es por ello que la elige para que salve, en el futuro, a la Diosa Tafiti.
  2. Nuestros recursos/aparatos/objetos, por poderosos o avanzados que sean, ni nos definen ni demuestran nuestra verdadera fuerza. En la historia, el semi-dios Maui tiene un arpón mágico, que lo ayuda a transfigurarse en diferentes criaturas, además de servir de arma eficaz a la hora de la lucha. Pero cuando el arpón se rompe, Maui pierde toda confianza en sí mismo: en su experiencia, en su astucia y en su fortaleza corporal y abandona la pelea. Luego reacciona y retorna, ayudando a Moana a llegar a su destino, usándose a sí mismo como instrumento.
  3. A veces los seres más destructivos, lo son como consecuencias de profundas heridas, y si le otorgamos su humanidad y los dejamos de ver como monstruos, hay un buen chance de que reaccionen de manera positiva. Al final de la película (dejen de leer aquí si no la han visto, véanla y regresen) Moana reconoce en el monstruo de lava a la Diosa de la vida, Tafiti, quien al perder su corazón se desconectó de su bondad y amor por la existencia. Una vez que Moana la ve como quien en verdad es, logra tranquilizarla por el tiempo suficiente para regresarle el corazón y transformarla de nuevo en la amorosa y hermosa diosa que una vez fue.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s