El Lado Espiritual de las Princesas

Princesses-Ariel-Blue-Dress-disney-princess-25782948-2500-1500

Hay una moda últimamente de mirar feo a las princesas, particularmente si son de Disney. Aparentemente ellas tienen la culpa si una chica carece de ambición profesional, espera que un hombre la mantenga, es vanidosa, medio mente de pollo o tiene complejo de fea. Sinceramente, yo no sé qué cuentos o películas ha estado viendo la gente, porque en lo particular yo he aprendido muchas cosas buenas e inspiradoras de las Princesas. Para no escribir un tratado de cien páginas, me voy a limitar en este caso a las princesas Disney, haciendo un pequeño paréntesis sobre los cuentos de hadas.

Empecemos con el hecho de que muchos de los cuentos de hadas antiguos son versiones livianas de profundos mitos religiosos en relación al aspecto femenino de la Divinidad, ergo la Diosa, y sus energías en cada fémina. Muchos psicólogos, terapistas y académicos han encontrado en los cuentos infantiles reflejos de diversos niveles de la psiquis, tanto a nivel mental como a nivel espiritual. Así que nuestras princesas no fueron originalmente concebidas para divertir a chicos aburridos, si no para reflejar o enseñar verdades del alma.

Comencemos pues con la princesa Disney más arquetípica del ideal de la doncella en peligro: Blanca Nieves. A primera vista, se diría que en verdad la pobre no tiene control sobre su destino y no tiene armas para defenderse de la malvada Reina. ¿Pero es eso cierto?

Empecemos por esa llevada al bosque. La historia está ambientada en el Medioevo, donde pocos desobedecían un orden real y la vida de una chica sin influencias (familia, dinero, posición social, todas cosas que la reina le ha quitado a Blanca) valía menos que un cero a la izquierda. A pesar de esto, Blanca Nieves logra despertar compasión en el cazador y escapar la muerte segura. Pero más aún, en vez de quedarse aterrorizada en el bosque, Blanca Nieve busca escapar, se mueve, corre, toma acción para superar la prueba en que se encuentra. Y es así que llega a la cabaña de los enanos.

Una vez ahí, crea un plan: limpiar la casa para ver si así los dueños le dan asilo. Es decir, no se sienta como una gafa en una silla a esperar ayuda. La ayuda de los animales indica que a) Blanca Nieves está profundamente conectada a su inocencia y a través de ella se puede comunicar con ellos, o, b) tiene súper poderes, lo que en otro contexto la hace una súper heroína. La inocencia/pureza de Blanca Nieves es confirmada una vez más por los enanos, quien ven en ella rastros de la diosa. En la mitología europea, los enanos mineros están sumamente conectados con los poderes y energía de la tierra. Son seres mágicos que miran con suspicacias a los humanos (como Gruñón), así que el lograrlos convencer de que la dejaran quedarse con ellos es un gran triunfo para Blanca Nieves.

En la comida de la manzana, Blanca Nieves les ha brindado a todas las madres del mundo el ejemplo perfecto del porque los chicos no deben aceptar regalos de extraños. El cuerpo de Blanca Nieves es mantenido en perfecto estado gracias a la tecnología de los enanos, a los cuales ella se ha ganado con su bondad y alegría. En el cuento original, no es el beso en si lo que despierta a Blanca Nieves, si no que el “proceso” hace que se mueva el pedazo de manzana que tiene atorado en la garganta. Para decidir si el Príncipe “salva” a Blanca Nieves”, vamos a recapitular un poco: la razón por la que ella está en la urna de cristal es porque tuvo el valor de salir del bosque, la inteligencia de ganarse la buena voluntad de los enanos, el uso productivo de un súper poder (los animales) y a la final, el buen corazón de realmente querer y preocuparse por los animales y animalitos del bosque. Así que el 90% de su salvación se debe a ella misma.

Algo parecido podemos decir de Cenicienta. No es el Príncipe quien la salva, si no los animalitos que ella ha querido y protegido, a pesar de su propia pobreza y las muchas razones alrededor que la pudieron haber transformado en un ser triste o amargado. Incluso el hecho de que se quedara en el hogar paterno muestra inteligencia. En esa época, una chica sin recursos no tendría más opción que trabajar de limpiadora, ya sea en un hogar, una taberna o una tienda y la costumbre de la época era maltratar a los sirvientes, así que en realidad los chances de que le hubiera ido mejor marchándose son mínimos, y las posibilidades de que le hubiera ido peor muy grandes.

En la mitología, muchas veces la Diosa sirve de inspiración: hace o crea una situación que mueve al héroe a encontrar su verdadero valor y valía. Desde este punto de vista, la Bella Durmiente tiene perfecto sentido. Es gracias a ella que Felipe deja de ser un príncipe más y se convierte en un verdadero héroe, que algún día podrá reinar sabiamente ambos reinos. A su vez Aurora es el símbolo de un nuevo renacer para la tierra y sus habitantes y el hecho de que se haya criado como una campesina abre esperanzas de que sea una reina comprensiva y compasiva para los más vulnerables de su reino. Entre los dos, Aurora y Felipe, se crea un mundo de optimistas posibilidades para este país, que van más allá del hecho de que la futura reina sea linda o haya dormido por algún tiempo.

Creo que la Sirenita es la única historia en que la princesa esta en busca del amor y del amor de una persona en particular. Ariel es el perfecto reflejo de la juventud, de ese querer explorar cosas diferentes a pesar de la oposición de los adultos. Ariel no espera a hadas madrinas que le hagan el sueño realidad, sino que actúa y busca a su bruja. Hace los sacrificios que todos tenemos que hacer para lograr un objetivo. Supera las pruebas con éxito. Más de una vez salva al príncipe. Y logra con su clara demostración de su amor por Eric ablandar el corazón del que tiene el poder de ayudarla sin intereses ocultos: su padre.

Pocahontas no solo “salva” a su hombre, si no a dos pueblos a puntos de entrar en guerra. Tiene la valentía y la sabiduría para llamar a la cordura, a la paz, al perdón y a ver más allá de las diferencias de piel y culturas. Muestra a John lo importante que es la relación del humano con la naturaleza y al final sacrifica el amor particular por el amor comunitario. No precisamente la doncella inútil y desprotegida ella.

En Bella vemos no solo el amor hacia un amante, si no el poder del amor hacia un padre: un amor tan fuerte que la hace renunciar a su libertad. Bella supera miedos, resentimientos, enojo y prejuicios y logra ver la belleza del alma de un ser que se cree repulsivo, por dentro y por fuera. Igualmente tiene el valor de decirle no al “status quo,” a Gastón, a lo que la sociedad piensa que es lo mejor para ella. En una época y lugar en donde las diferencias son poco aceptadas, Bella se atreve a ser ella misma, les guste a los demás o no. Y al igual que otras princesas Disney, es ella la que salva al príncipe, no al contrario.

Algo parecido podemos decir de Jazmín. Es ella la que salva a Aladino, quizás no de la magia del villano, si no de sus propias dudas y el miedo a ser quien verdaderamente es. Jazmín no cree en las ideas de las clases sociales: prefiere al humilde Aladino que su rico alter ego, el Príncipe Ali. Y es lo suficientemente honesta consigo misma para admitir que a pesar de la riqueza, privilegios y obligaciones de la realeza, ella lo que desea en realidad, como muchos de nosotros, es conocer el amor, venga de donde venga.

Hablar de un hombre salvando a Mérida es perder tiempo, así que aquí me voy a saltar a la princesa de Valiente. Tiana, la princesa sapo, salva y es salvada por Naveen, así que la relación es interesante. Ambos tienen sus defectos y virtudes y ambos aceptan los primeros y ayudan a resaltar las segundas en su media naranja. Es bueno notar que no es Naveen el que ayuda a Tiana obtener su restaurante, si no Loui, el cocodrilo, a quien ella se ha ganado con su amistad y sus ahorros, obtenidos con esfuerzo y trabajo.

Con Elsa y Hannah, las heroínas de Congelados, creo que todos los estereotipos de la princesa inútil se hacen trizas. Sí, hay príncipes, y sí, hay cierto romance, pero esta es una historia de mujeres aceptándose a sí mismas, poderosas, compasivas y valientes. Es una historia de amor fraternal que eleva este último a un nivel sacro, gracias al sacrificio de Hannah y al poder del amor que Elsa descubre: no un amor romántico, si no un amor universal. Amor a la vida misma. Y en Congelados, tenemos una evolución en la historia de las princesas Disney: la llegada de la Reina.

Espero entonces haber demostrado que las princesas Disney tienen mucho más que ofrecer que disfraces. Todas ellas brindan grandes lecciones a grandes y chicos, lecciones que no deben ser desechadas por culpa del mercadeo exagerado o las ideas de feminismo de algunas personas. Si una chica quiere a ser jugar a ser doctora, excelente. Si quiere jugar a ser súper heroína, excelente. Y si quiere jugar a ser princesa, excelente. Todas tenemos nuestra doctora, heroína, madre, guerrera, sabia, loca, princesa y más adentro. No suprímanos alguna de estas partes solo para seguir la última novedad sobre cómo se supone que debemos ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s